Municipio de Kuartango

Ayuntamiento de Kuartango
Euskera | Castellano
Inicio | Concejos | Etxabarri-Kuartango

Etxabarri-Kuartango

echavarri

La Junta Administrativa de Etxabarri comprende las localidades de Etxabarri-Kuartango y Tortura
ETXABARRI-KUARTANGO
Lugar situado al pie del murallón orográfico de la "sierra brava de Badaya" en su descenso hacia Kuartango. Si los caminos de desde los Huetos llegaban a Catadiano por Tortura, o a Eskolumbe por Arnete, los que bajaban por Etxabarri y Urbina de Eza alcanzaban por el sur el "Portillo de Techa. En las sendas que bajaban desde Badaya hasta Etxabarri quedan numerosas huellas prehistóricas que prueban el milenario transito de estas rutas. En el descenso de la sierra, despoblado de arbolado al día de hoy, los documentos registran la existencia de robledales que dieron lugar a toponímicos como "Hondo de los Robles". Como importante encrucijada de caminos, hubo en Etxabarri un puente antiguo, una venta y una ermita dedicada a San Antonio Abad, patrono de arrieros. El puente se encuentra en el camino de Sendadiano, hoy carretera y, data de 1764. Existió un molino hidráulico no lejos del puente aguas arriba del Bayas.

Etxabarri figuraba con su nombre actual en 1257, en la carta del Obispo Aznar. En esa fecha se encontraba ya en pie su iglesia románica de Santiago

En 1556 Etxabarri contaba con ocho vecinos, manteniéndose la población estable durante al menos un siglo. En 1786 la población era de 60 habitantes, entre ellos un cirujano y un herrador. En la primera década del siglo XX la población era de 49 habitantes, siendo reducida esta según el nomenclátor de 1993 a 20habitantes.

TORTURA
Al pie de la sierra de Badaya se encuentra Tortura. Pese a lo abrupto de este escarpe, baja desde la sierra hasta términos de Tortura un camino transitado desde la prehistoria. Situado en el tramo del camino de Zaragoza a Bilbao ya desde el siglo XVI. Por su situación al pie de la sierra, Tortura formaba parte de la "Comunidad de la Sierra Brava de Badaya", utilizada para el gobierno y aprovechamiento de sus pastos y arbolado. En Tortura existió un "coto redondo" con su "palacio, casas, era y güerta" más la iglesia de Santo Tomás, luego ermita. Este coto pertenecía al mediar el siglo XVI a don Juan de Guevara.

En 1257 figuraba con el nombre de "Tortum", alusión acaso a los caminos tortuosos que bajan de Badaya hasta el lugar. En 1556 tenía 12 vecinos, un siglo más tarde siete. A principios del siglo XX la población alcanzó los 25 habitantes.
Su iglesia es una esbelta construcción medieval del siglo XIII de sillarejo y mampostería, su portada situada al Oeste es un arco apuntado con cuatro arquivoltas y trasdós sin decorar. Su campanario es una espadaña esbelta, de mampostería, con los arcos de campanas ligeramente apuntados