Un hallazgo que puede variar la Historia Un hallazgo arqueológico, por espectacular que sea, no suele variar la Historia; a lo sumo complementar algún dato. Pero la Batalla de Andagoste sí la varía y en contra de lo que se creía hasta ahora, la ocupación romana del País Vasco no fue pacífica. La Batalla de Andagoste El descubrimiento por parte del Arqueólogo Jose Antonio Otxaran de lo que pudo ser el escenario de la primera batalla entre el Ejército Romano e indígenas en el País Vasco. Transcurso de la batalla Como consecuencia de estos trabajos se recuperaron más de mil piezas de carácter militar, actualmente depositadas en el Museo Arqueológico de Vitoria, y se determinó la estructura del campamento. De todo lo hallado se puede deducir: El número de legionarios sería de 2 a 3 cohortes (de 1.000 a 1.500 aproximadamente). Esta cifra se conoce por las dimensiones del campamento (93m. por 103 m.) Llevaban al menos dos cuerpos auxiliares (honderos y arqueros) y máquinas de guerra (scorpios). Que eran legionarios se sabe por el hallazgo de anillos privativos de éstos (anillos de hierro, símbolo de la ciudadanía romana) El número de los indígenas no se conoce, pero hay que suponer que serían más numerosos que los romanos, pues sabían de las tácticas y efectividad de sus oponentes, ya que ellos o familiares habían servido como auxiliares en la Guerras Sertorianas y eran reputados como estrategas. La fecha de la batalla se puede fijar hacia el año 38 a. J. (más o menos 3 años). Éste dato lo da la fecha de acuñación de las monedas. Los romanos o estaban construyendo un campamento tipo "castra aestivae" o bien comenzaron a construirlo al ser atacados. No pudieron concluirlo. Fue una batalla, no un campamento estable o un hábitat, pues no se han encontrado estructuras, fondos de cabañas, agujeros de postes, ni ajuar doméstico, ni restos de cerámica. El trozo de molino encontrado es del tipo portátil que llevaban los legionarios obligato- riamente. Probablemente los romanos fueron derrotados dado el rebosamiento de sus líneas defensivas (se luchó dentro del campamento), la no terminación de la fortificación, la existencia de un "pasillo" de huida hacia Urbina Eza y la particular y la particular dispersión en el terreno de clavos de "cáligae" (sandalia de legionario). El Hallazgo En el año 1998 como consecuencia de las obras realizadas para la traída de aguas al Municipio de Kuartango (Álava), se puso al descubierto lo que fue un campo de batalla entre legionarios romanos e indígenas.El hallazgo de varios glandes (proyectil de plomo para honda) en el terreno, hizo que se denunciara el yacimiento y se solicitara permiso para su excavación, cuya dirección fue concedida a su descubridor José Antonio Ocharan que tomó como codirector a D. Miguel Unzueta.   Centro de interpretación de la Batalla de Andagoste Inagurado en marzo de 2009, consta  de seis paneles explicativos, una maqueta y un vídeo donde se muestra la vida en un campamento romano, en otro indígena y se reconstruye hipotéticamente la batalla.      La excavación Durante cinco campañas el equipo del primero se dedicó a la recuperación de piezas y el del segundo a la excavación del foso de defensa del campamento romano. Participaron estudiantes, licenciados y profesores de la Universidad del País Vasco y de Universidad de Deusto.Como consecuencia de estos trabajos se recuperaron más de mil piezas de carácter militar, actualmente depositadas en el Museo Arqueológico de Vitoria, y se determinó la estructura del campamento. LA BATALLA DE ANDAGOSTE Los restos romanos más antiguos en el País vasco Hasta ahora (año 2009), son los vestigios más antiguos de la presencia romana en el País Vasco en donde se había encontrado un único glande (por D. José Miguel de Barandiarán) y en Andagoste han sido 114 glandes. Tampoco se había hallado ningún clavo de cáligae de tipo antiguo (anterior al 22 a.J.), en Andagoste más de 400.   El mayor porcentaje de moneda partida Además Andagoste ha proporcionado el mayor porcentaje de moneda partida que se conoce en una excavación (práctica habitual entre el ejército del siglo I a. C. para así obtener moneda fraccionaria) y ha resuelto las variadas opiniones de cuándo comienza esta práctica. (Actualmente es admitida la fecha dada por Andagoste: hacia el 40 a.J.).      Documental El documental: Una interpretación de los hechos históricos En el año 2008, El Ayuntamiento de Kuartango, publica un concurso para la realización de un documental sobre la batalla, que sirva de apoyo al Centro de Interpretación de “La Torre”. el resultado del concurso conduce a que es la empresa Digytal Audiovisuales la encatgada de hacer realidada el proyecto, bajo la dirección de Javier Gutierrez. El documental en 14 minutos desgrana la vida en un campamento romano y en poblado indígena, y da idea de como fue la batalla.